Billie Eilish – Bad

Una de las apariciones del año es sin duda la de esta teenager, que ha removido cielo y tierra de sus coetáneos adolescentes y ha logrado servir de dique de contención (o vía de escape) a los fenómenos del trap, del K-POP y de Rosalía.

Aquí la vemos ofreciendo una estremecedora versión del “Bad” de Michael Jackson en el programa Like a version de la emisora australiana Triple J. Bien por la chavala.

 

Iron & Wine – Such Great Heights

Y si hablábamos el otro día del “Give up” de The postal service, dando vueltas por sus canciones nos hemos encontrado con esta versión del “Such great heights” interpretada por los fantásticos Iron & wine. Profundizando en la melancolía del tema original, nos dejan una pequeña nana y una mirada distinta a uno de los mayores éxitos indies de las últimas décadas.

 

Sparklehorse and Radiohead – Wish You Were Here

Recuerdo una época en la que me intercambiaba cartas y cintas grabadas con un tipo de Londres. Yo le enviaba pequeñas selecciones de los grupos indies españoles de aquellos años, y él me mandaba sus descubrimientos y sus filias, entre las que descubrí maravillas como American analog set, Explosions in the sky y… Sparklehorse.

Del grupo de Mark Linkous llegó a enviarme un par de cintas, con “Good morning spider” y “It’s a wonderful life”. Enseguida incorporé ese grupo a mi lista de favoritos, añadiendo esa voz dolorida a otras como la de Wil Oldham o Chris Thompson de Moon socket. Linkous se suicidaría unos años después, dejándonos varios discos como Sparklehorse y un buen puñado de colaboraciones de gran brillo: PJ Harvey, The flaming lips (Steven Drodz colaboró en algunos discos con Sparklehorse), o la que nos ocupa hoy, Radiohead.

Mark Linkous y Thom Yorke, dos tipos de alma oscura juntos haciendo una versión de otro gran pesimista, Roger Waters. Un momento brillante.

Tindersticks – Here

Juntar a dos de las bandas más importantes de los años noventa solo puede resultar en algo mágico. Si las bandas son Pavement (la que pone la canción) y Tindersticks (la que pone la interpretación) el resultado es difícil de superar.

La versión se vio publicada en el recopilatorio “Everything is ending here: A tribute to Pavement”, del pequeño sello Homesleep music. Un montón de grupos de una onda similar a los homenajeados, algunos más punk, otros más spacepop, otros más cercanos al lado gamberro. Muchos de ellos con trayectorias cortas, al menos hasta ese momento. Pero algunos ejemplos de generosidad de bandas grandes (Quickspace, Comet gain, los propios Tindersticks) acompañados de la aparición de algunas bandas de culto (Spearmint, C-Kid, Garlic, Airport girl, Magoo…) hacen de éste un disco tributo de una enorme calidad.

“Here” es una de las canciones versionadas aquí en más de una ocasión; la de Tindersticks es un momento único.

 

Portishead – SOS

Quizá no haya dos nombres más separados en el mundo de la música que ABBA y Portishead. Los primeros, sinónimo de fiesta, petardeo, hedonismo, alegría y superficialidad; los segundos, sinónimo de tinieblas, de mentes torturadas, de introversión, de tristeza y de emoción contenida.

Por eso es tan sorprendente el resultado de esta versión, realizada por el grupo de Bristol, de una de las canciones míticas de la banda sueca. La versión se grabó para la banda sonora de la película “High-Rise (de 2016), y el video incluye una referencia al asesinato de la parlamentaria británica Helen Joanne Cox, que tuvo lugar en esos días, y hace un llamamiento a la unidad de la sociedad ante tendencias extremistas como las que han llevado al Brexit y a otros fenómenos políticos en la Europa de esta década.

 

Anteriores Entradas antiguas