Portadas – Sia – This is acting

Dentro de la colección de portadas chulas que están inundando las estanterías este 2016, hoy queremos recordar esta de la ultrafamosísima Sia, la de los gorgoritos de “Chandelier”, los bailecitos de todos sus videos y los escándalos gratuitos de alguno de ellos.

A pesar de su simpleza, la portada del “This is acting”, su disco de 2016, editado en las primeras semanas del año, reune tanta belleza como extrañeza. El rostro de la cantante está extrañamente deformado, pero de manera que casi parezca una figura de comic o de dibujos animados: pareciera que estuviera persiguiendo a Pixie y Dixie y éstos le hubieran estampado cada uno una sartén por cada lado de la cara. Las manos, saliendo de ningún sitio desde la oscuridad, profundizan en lo bizarro de la escena. Un acierto.

sia-this-is-acting-1446509885

Portadas – Love of Lesbian – El poeta Halley

Una magnífica ilustración de Sergio Mora (acompañada además por ilustraciones propias para cada canción, dentro del libreto) sirve de portada para el último disco de Love of Lesbian, “El poeta Halley”. El dibujo casa perfectamente con la personalidad del grupo, príncipes del indietex y estupendos creadores de personajes: un imposible cosmonauta vintage montado en un cohete/unicornio cuyo cuerno es un lápiz.

love-of-lesbian

Portadas – Poliça – United crushers

Quizá una de las portadas más feas de los últimos tiempos, con ese borde de flores y manos y esa combinación imposible de imagen real y dibujo. Las manos y la barriga embarazada de la mujer acaban de construir el desasosiego.

polica-unitedcrushers-640x640-640x640

Portadas – Yeasayer – Amen & goodbye

Una de las portadas que más me han impactado en lo que llevamos de año es esta, la del cuarto disco de los americanos Yeasayer. Clarísimamente inspirada en los mejores ejemplos del surrealismo artístico, en la imagen se reparten una serie de personajes y elementos cuyo origen solo pueden estar en los peores sueños de una mente trastornada: figuras antropomórficas sin cara, recortes de impresiones como un dibujo manga o lo que parece un jovencísimo Robert Mitchum, mujeres acostadas con más o menos ropa, una madre amamantando a su bebé, repeticiones de cabezas… todo ello encuadrado en un cuadro de agresiva perspectiva que profundiza en lo onírico. Enorme.

yeasayerart