Tulip

Otra de las excitantes sorpresas de los primeros repasos a las listas de lo mejor de 2018 es este pequeño EP de un grupo vigués, Tulip. Un cuarteto formado por Marta Rodríguez (Wild balbina), Óscar Raña (Dois), Miguel Bianchi y Daniel Nicolás, formado en 2017 y cuyo primer trabajo se formalizó en un EP autoeditado a lo largo de 2018.

La música de Tulip es un viaje al más chispeante dreampop californiano, desde el que nos llegan aromas a grupos como Best coast o Beach house. Son menos ruidosos y más vaporosos que sus (mis) convecinos Linda guilala. Y no sé si estoy soñando, pero en canciones como “Arrecife” se detecta también un poso a unos olvidados primeros noventa, como si su padrino de ceremonias fuera el verdadero Patrullero Mancuso.

Un nombre a seguir explorando.

 

 

Sunflower bean – Easier said

720x405-R1253_FOB_Sunflower_Bean_A

Son jóvenes, vienen de Nueva York, se llaman Sunflower bean, y acaban de publicar su primer disco en Fat possum, “Human ceremony”, con ese sonido tan 2012 que a su vez es tan 1992. Aquí están Cocteau twins, Mazzy star, y mucha parte del dreampop que acabó explotando con Beach fossils y muchos de sus contemporáneos.

Esta “Easier said”, una de nuestras favoritas de lo que va de año, llena el espacio con guitarras cristalinas y con voces dulcificadas, con un estribillo que pretende escaparse y con una indolencia que parte de la fragilidad de la cantante Julia Cumming, una posible nueva estrella del indie norteamericano.

Eternal summers – Gouge

eternal-summer-incalling

A veces es muy fácil engancharse con una canción pop. No necesita ser original, no necesita sonar distinta, no necesita romper con las tendencias, ni siquiera necesita crear tendencias nuevas. No necesita romper moldes, ni diluir sus referencias en retorcidas extravagancias. Simplemente necesita un buen estribillo, unas buenas guitarras, una bonita voz y ser exactamente igual a las miles de canciones pop que recuerdas de toda tu vida.

Eternal summers son un trío de power pop (más pop que power, quizás) con voz femenina que vienen desde el estado norteamericano de Virginia. “The drop beneath” es su tercer disco, sale en Kanine y ha sido producido por gente de Nada surf. Con eso, debería bastar. Pero además cuando escuchas “Gouge” notas que la canción tiene todo eso que comento arriba, y te quedas enganchado. Podría ser un fijo en los recopilatorios de 1996; pero no, es de 2014 y es una de nuestras preferidas del año.

The casket girls – Day to day

tumblr_static_grave107_casket_girls_cover_1400A mediados de febrero nos llegaban noticias de esta canción, presentada bajo una hermosa portada de acuarelas de colores y avalada por un sello que no conocíamos, Graveface records, que sin embargo cuenta entre sus filas a grupos de la talla de Xiu xiu. La canción, “Day to day”, es obra de The casket girls, un trío de Savannah, Georgia, formado por las hermanas Greene y el productor Ryan Graveface (sí, el sello es suyo), y está incluido en el quinto trabajo del grupo (segundo largo), “True love kills the fairy tale”.

“Day to day” es un himno dreampop en la tradición que va de los primeros discos de Lush a los actuales trabajos de Warpaint. La base de guitarras hiperdistorsionadas y el ritmo duro de la caja forman una base hipnótica sobre la que duerme la doble voz de las Greene, diluida en una bruma como marcan los clásicos del género. Parece la canción perfecta para cerrar un festival veraniego, al lado de la playa, con el cálido atardecer en el horizonte.

Canción de Octubre – Warpaint – Love is to die

warpaint-10-8-300x200Una de las mejores noticias del año es la vuelta de Warpaint, uno de nuestros nuevos grupos preferidos, y más porque viene acompañada de un nuevo y magnífico disco, que hemos ido conociendo poco a poco a lo largo de este último trimestre de 2013. Un disco en el que encontramos un montón de elementos clásicos y conocidos, ¡y por eso nos encanta!

Ahí está el sabor de The Cure, de Cocteau twins, de MBV, de Mazzy star; ahí están las voces vaporosas, las melodías llenas de melancolía, las guitarras luminosas, los ritmos vibrantes… ahí están las formas borrosas y difuminadas del dream pop, el fondo gótico de los ojos marcados en negro y la dulzura fría de los pies descalzos. Ahí están los ingredientes para una canción maravillosa como “Love is to die”. Disfrutadla.

Anteriores Entradas antiguas