Leon Benavente – Tipo D

leon-benavente

La escena ya está construida. Los que más cosas tienen que contar sacan mejores discos. Algunos se los sacan ellos solos, otros lo sacan en sellos pequeños, otros en sellos grandes. El público los escucha, los adora y los sigue. Y poco a poco todo crece, consolida sus raíces y echa flores frescas y vivas año tras año.

Las flores de León Benavente son muchas y variadas. En esta “Tipo D” parecen enfadados con el mundo, nos enseñan lo que quieren ser y buscan su lugar en la rueda. Todo ello en un envoltorio sonoro que llenará momentos de gloria en multitud de garitos de Madrid, Barcelona, Cuenca o Gijón. Todo con muy poca luz y efectos estroboscópicos, mientras cerramos los ojos y nos dejamos llevar por el ritual. “Quiero convencerte de que lo que está pasando es normal”. Pues sí, señores, es un hit.

Anuncios

Eagulls – Lemontrees

eagulls_siteimg-3

Con la misma fuerza que tenían las primeras canciones de U2, en aquella trilogía fantástica y llena de rabia que era “War”, “Boy” y “October”, nos llega este “Lemontrees” que en su momento adelantaba el que sería el segundo disco de Eagulls para el sello Partisan: “Ullages”. Un pildorazo de energía con oscuro sonido, lluvioso y frío como imaginamos a su Leeds natal, con raíces en los mismas bandas y pulsos de los 80 que aquellos jovencísimos irlandeses que acabarían convirtiéndose en los reyes del negocio. “Lemontrees” emociona y duele, y si su intención es hacer que nos interesemos por el disco completo, lo han conseguido.

Quilt – Roller

Quilt_-_Roller_video_News_under_the_radar

Quilt vienen desde Boston, lo que significa un plus de autenticidad cuando se habla de indie rock con aroma noventero. Y con esta canción se me vienen un montón de años noventa encima de la cabeza: Juliana Hatfield, The breeders, The folk implosion (hmmmm, ese ritmo, esa cadencia), y si ya dejamos atrás la exigencia pues hasta Boss hog o los mismísimos Garbage. Si una canción puede ser una máquina del tiempo, esta la han programado a mala leche. Y si en el video tenemos vergonzosos bailecitos, calcetines y chicas en mallas, directa a la lista de las mejores del año.

La sera – I need an angel

la_sera_lj_040316

Este es uno de los descubrimientos del año. Es un proyecto que ya viene de largo, formado por la bajista de Vivian Girls Katy Goodman y el guitarrista Todd Wisenbaker. Pero que han sido capaces de construir esta pequeña joya, que bebe los aires de Sarah records en la crudeza de las guitarras, unas guitarras que tienen prisa por contar lo suyo, y que bebe los aires de los cabreados del folk americano en la doble voz, chico y chica, que se reparten el protagonismo y el deseo. Una canción que The La’s habrían matado por tener para su último suspiro.

The 1975 – The sound

1975

Mientras reescucho esta canción para preparar esta entrada me entra miedo. ¿Podría ser “The sound” uno de mis últimos gustos inconfesables? Obviamente es una canción cuyo destino final es un público mainstream; la construcción de la canción no difiere mucho de la que puedan tener éxitos de grupos de millenials como One direction o yernos perfectos como Justin Timberlake. Pero luego, poco a poco, empiezan a entrar clichés ochenteros (la canción está repleta de ellos, como una reposición de la trilogía de Superdetective en Hollywood), empieza a funcionar el detector de chispazos melancólicos que empiezan a saltar tras un fraseado que oculta algo, tras unos teclados que suenan como plegarias, tras un estribillo que no acaba de ser banal. Y me digo que hay mucha gente inteligente que sabe cómo hacer una canción para que te atrape, y me dejo atrapar.

Anteriores Entradas antiguas