The Strokes – At The Door

(Foto.- www.mikeburakoff.com)

Obviamente es fácil hacer un video cojonudo siendo The Strokes y teniendo todos los recursos de la industria discográfica a tu alrededor. Pero eso no quita que este video sea espectacular.

Un pequeño corto de animación de temática futurista y apocalíptica, con imaginativas secuencias de conejos biónicos asesinos, mundos arrasados, diosas luminosas, agujeros negros, puertas en el espacio-tiempo y un sinfín de imágenes de gran fuerza visual. Las referencias a antiguas revistas de comic fantástico como Heavy metal o Metal hurlant son bastante evidentes.

El video ha sido realizado por Mike Burakoff, que ha trabajado con anterioridad para grupos como MGMT.

 

Squarepusher – Terminal Slam

(Foto.- @squarepusher)

La vuelta de unos de los ruidosos más rayantes de este siglo nos deja el segundo candidato al mejor video del año. De estos videos en los que invertir dinero acaba en un extraordinario resultado. Inspirado en el mundo de la realidad virtual, nos muestra un espeluznante paseo por Tokio de forma que todo lo que nos rodea parece cobrar vida propia. El efecto visual y la angustia provocada por el estridente tema logran lo que es sin duda su objetivo: hacer estallar nuestro cerebro.

La canción se extrae de su nuevo disco “Be up a hello”, y el director del video es Daito Manabe.

 

TORRES – Dressing America

Volveremos a este disco este año, seguro. Uno de los candidatos a disco del año es este “Silver tongue” de Torres. Mackenzie Scott ha ido completando una década de música ganando en intensidad año tras año, y este disco muestra, orgulloso, todo ese camino.

Pero dejemos el disco y vayamos a esta canción. Una canción emocionante, acompañada de un video que juega con la idea de esas grabaciones caseras que nos hacemos de vez en cuando y que preferimos que no salgan a la luz. Piel, amor y disfraces en una secuencia de gran belleza apoyada en una canción magnífica.