Bastille – Good grief

bastille

Como previo a nuestra entrada número 900 publicamos entrada sobre este interesante video, cuyos protagonistas son un grupo que obviamente son un producto comercial sin mucho que decir, pero que en este caso han acertado con el visual elegido para promocionar su último single.

El video es tímidamente NSFW, pero no es eso solamente lo que nos ha llamado la atención. Sinceramente, la galería de imágenes que se produce es una obra maestra del surrealismo visual del siglo XXI. Y es que ninguna de ellas tiene, aparentemente, pies ni cabeza: el marcado compulsivo de un número de teléfono, el tipo corriendo, la chica que gana el premio en el concurso, las patinadoras, los atracadores, el móvil sonando, el peluche ardiendo… todas las imágenes conforman un alocado carrusel que acaba por cruzarse y mezclarse sin misericordia: las patinadoras atracan, el oso de peluche corre, la chica del concurso va en el coche, la batería se desnuda…

Por cierto, que el video está realizado por una compañía española, NYSU.

The chemical brothers ft. Beck – Wide open

chemical_brothers_wide_open_4

Si nos quedamos solamente en la maravillosa parte técnica de este video posiblemente sea una señal de que nuestra cabeza no funciona correctamente. Sí, efectivamente, el efecto visual de cómo se convierte poco a poco la piel de la bailarina en una red plástica totalmente transparente es impresionante desde el punto de vista técnico: cualquier aficionado a la animación y a los efectos visuales pasará los cinco minutos (y muchos más) preguntándose cómo demonios han hecho eso. Supongo, sin ser un experto, que a base de pasta y horas de trabajo, cosa que no mucha gente puede permitirse.

Pero lo cierto es que el efecto funciona, y la belleza visual del video es estremecedora. Tanto que al final no puedes menos que olvidarte de que es un truco y empatizar con la pérdida que la mujer sufre en esta pieza. Lo vemos y a todos se nos cae la piel a jirones, nos volvemos transparentes y se nos salen las frustraciones por los poros.

!!! – Every little bit counts

chk-chk-chk-Every-Little-Bit-Counts

Parece que !!! han encontrado el ingrediente secreto para hacer los mejores videos del panorama indie internacional, y es bien sencillo: diversión. Ya lo bordaron en aquel video de “Freedom”, en el que conseguían hacer de una ruptura amorosa la fiesta más desmadrada de 2015. Y lo repiten en este 2016 con “Every little bit counts”. Nic Offer repite como protagonista, esta vez como el molesto tocapelotas que molesta a distintos y variados reporteros, cada vez aumentado el grado de fiesta un poquito más. Los presentadores del telediario empiezan mosqueándose cuando el bueno de Nic aparece hasta en la sopa: como un croma en el vestido de ella, en el parte del tiempo. AL final, no podía ser de otra forma, todo el informativo se une al baile y el descontrol gana, irremediablemente.

Quilt – Roller

Quilt_-_Roller_video_News_under_the_radar

Quilt vienen desde Boston, lo que significa un plus de autenticidad cuando se habla de indie rock con aroma noventero. Y con esta canción se me vienen un montón de años noventa encima de la cabeza: Juliana Hatfield, The breeders, The folk implosion (hmmmm, ese ritmo, esa cadencia), y si ya dejamos atrás la exigencia pues hasta Boss hog o los mismísimos Garbage. Si una canción puede ser una máquina del tiempo, esta la han programado a mala leche. Y si en el video tenemos vergonzosos bailecitos, calcetines y chicas en mallas, directa a la lista de las mejores del año.

Grimes – Kill v. maim

grimes-maim-v-kill-00

Nos encontramos aquí con un video gamberro donde los haya. No seremos nosotros los que descubramos el lado salvaje de Grimes, pero sí nos gusta ser de los que disfrutan de él.
Apoyado en una canción de lo más pizpireta, el video utiliza toda la iconografía del manga más extremo para recrear una pandilla de malotas asesinas con todos los elementos tradicionales: transparencias, armas, pelos de colores, gestos obscenos y mucha lengua fuera, calvas y tatuajes (algo de Tank girl se me ocurre que hay ahí). Añadimos un escenario apocalíptico tipo hermanos Wachowski, unas imágenes intercaladas de un paseo en coche a toda velocidad, y unos pequeños cortes de cuerpos sudorosos bailando en el matadero (Chemical brothers lo hicieron antes), y ya tenemos el punto al que Gorillaz nunca se atrevieron a llegar.

Anteriores Entradas antiguas