1000 entradas

Esta es la entrada número 1000 de este blog. Mil entradas, mil. No ha sido fácil. Muchos meses de silencio, muchas etapas en las que prácticamente no publicábamos nada. Tampoco la repercusión ha sido demasiado alta, aparte de alguna época más o menos gloriosa. No lo ha sido en los últimos meses, desde luego. Y el no publicar casi nada habrá tenido mucha culpa, desde luego.

Aún así, hemos llegado a las mil entradas. Y para celebrarlo hemos aprovechado un regalo que nos ha hecho un buen amigo, Fernando F. Rego, de La fonoteca, escritor especializado en música y un entusiasta de la preservación del legado cultural que fancines como El jardín de Octopus suponen para la cultura pop y underground de nuestro país. Fernando, a punto de estrenar un magnífico libro sobre el mundo de los fancines y de la música alternativa, nos enviaba hace semanas nuestro primer número, el número 0, el “Arritmia EP”, escaneado y digitalizado. Esta entrada, por lo tanto, es un agradecimiento a Fernando, y por extensión a todos los amantes de un producto cultural como es el fancine.

Nosotros conservamos las planchas originales de este número, pero no tenemos ninguno montado. Planchas hechas a la antigua usanza, a base de corta y pega real, con papel, tijeras y pegamento. Maquetaciones hechas aprovechando aquellos primitivos ordenadores que nos podíamos permitir en 1995. Artículos hechos sin la posibilidad de acudir a Spotify para escuchar la discografía completa de un grupo y hacer una retrospectiva. Entrevistas a grabadora, atacando a la gente en persona, sin oportunidad de intentar contactos a través de e-mail, Twitter o Instagram.

Repaso el número y me doy cuenta de que no recordaba muchos de sus contenidos. No recordaba la entrevista a Heredeiros da Crus (que precisamente acaban de volver a las carreteras). No recordaba algunas de las citas, a algunas de las imágenes utilizadas. Los autores: Xurxo Solo, Xabier Dávila, Rosa Fernández, Ínfimus, y Antonio Ramilo como escritor invitado. Y una pregunta en el aire: ¿alternativa a qué?

Os recomiendo descargarlo, imprimirlo, cortarlo y montarlo. Está hecho para imprimirlo en un A3, recortar el faldón de abajo (que os quedará en blanco) y doblarlo para que quede cuadrado. La versión original en papel iba, además troquelado con un pequeño agujero en el centro, como si un single real de vinilo se tratara. Disfrutadlo.

Fanzine El Jardín de Octopus número 0

 

Luna – Bobby Peru

¿Os podéis creer que después de casi 1000 entradas y 9 años aún no habíamos puesto nada de Luna en el Octopus?

“Money for nothing”, el último número del Octopus en papel

Como siempre, preparar una entrada conmemorativa nos ha atascado un poco, y llevamos más de un mes sin publicar nada. Así nunca llegaremos a ninguna parte, pero bueno, eso ha sido siempre el sino del Jardín de Octopus.

Setecientas entradas. Setecientas, 700. En 7 años. Eso supone 100 entradas al año, es decir prácticamente 2 entradas semanales. Una burrada. Y aquí estamos, conmemorando esta entrada número 700 cumpliendo una vez más nuestra tradición de recuperar un número de nuestra época en papel. Y esta vez será la última que cumplimos esta tradición, por el sencillo motivo de que el número que recuperamos hoy es el último que editamos en formato papel. Así que para la entrada 800 tendremos que inventarnos una nueva tradición.

PortadaOctopus-Moneyfornothing

“Money for nothing”, publicado en 2001, fue el segundo volumen de una trilogía que iniciábamos con la salud, continuábamos aquí con el dinero y queríamos haber acabado con el amor, puesto que tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor, y el que tenga estas tres cosas que le dé gracias a Dios. La trilogía quedó inconclusa (por ahora), como todos conoceréis, y este espectacular número fue nuestra despedida hasta que nació este blog, digno continuador del espíritu Octopus.

El número comenzaba con una entrevista a Beef, uno de nuestros grupos nacionales de siempre. Continuaba con un artículo breve sobre Dar Ful Ful, en la cumbre en aquel momento gracias a “La belle age” y el “Artista adolescente”. Seguía otra espectacular entrevista, conseguida gracias a un revolucionario medio del momento, el correo electrónico. Los norteamericanos Coastal me contestaban unas preguntas y conseguían así que les admirara aún más.

El gran artículo de Rosa sobre Sigur Ros daba paso a uno de los mejores momentos vividos en el Octopus: la entrevista (en directo, con Ken Stringfellow, en uno de sus conciertos en Vigo) a The Posies. Grabada y realizada en inglés, flipamos porque luego al transcribirla entendimos cosas que habríamos alucinado de haberlas entendido en su momento. Ken fue increíble, superamable y maravilloso, y nos dio una entrevista magnífica. Otra entrevista que nos hizo flipar fue la de The bitter springs, conseguida también por e-mail y en la que Rosa disfrutó todo lo que quiso.

Artículos sobre unos nacientes I am kloot, Traje de saliva, The magnetic fields, Olivia tremor control, otra entrevista a los portugueses Madame Godard (¡grupazo!), otra a los maravillosos Quickspace (¡nos salimos en ese número! ¡entrevistamos a todo el mundo!) y constantes referencias al dinero y a la parte industrial y económica del mundo de la música… un montón de cosas en lo que creemos que fue nuestro mejor número. Si alguien lo quiere, todavía nos quedan.

Temporal zine

Ya hace más de 10 años que El Jardín de Octopus sacó su último número en papel. Desde aquel entonces, muchas cosas han cambiado, y esos cambios han acabado con convertirlo en el blog que muchos de vosotros visitáis a menudo. Sin entrar en si las cosas son peores o mejores, lo que sí tenemos claro es que esos más de 10 años no han conseguido derrotar a un profundo sentimiento de nostalgia: ¡qué bonitos eran los fanzines en papel!

Aquellos bonitos ejemplares de Le Touriste, el mítico Klementiev, el Fanzine de colores, el Miau! que hacían las Hello Cuca, el Tingugi de David Saavedra, el Feedback de Javi Becerra, el Insidethetaxi de Javi Weas, El planeta amarillo de Rafa Skam (que inasequible al desaliento sigue haciéndolo y cada vez más grande, el muy bruto)… aquellas pequeñas maravillas hechas a base de fotocopias y entusiasmo nos hacían pasar grandes ratos, además de contribuir al crecimiento de Correos a base de intercambios de cartas escritas a mano (¡uf, qué antiguo!).

Por eso nos ha encantado recibir el Temporal que veis en la imagen, confeccionado por Nel González a los textos y Helena Toraño, o lo que es lo mismo, Los bonsais. Grandes amantes de la música que nos devuelven en unas cuantas hojas grapadas la dulce sensación de tocar y disfrutar un fanzine de papel. Con brevísimos textos y preciosos dibujos, nos hablan de Grushenka, Wild Balbina, El Palacio de Linares, el FY-2, Blooper, The creakies, ¡Nos mola el pop!, When Nalda became punk, Las ruinas, Cornelia, Discos de Paseo, Pingüino, No fucks…

Los chicos de Temporal lo han conseguido. Han conseguido que tenga ganas de escucharme todos los Bandcamps de los grupos que presentan y que haya pensado, acaso por un instante, en cómo sería sacar de nuevo un Octopus en papel…

Nota.- Podéis seguirlos en @Temporalzine, en facebook.com/Temporalpopzine y podéis comprarlos (si quedan) en su Bigcartel.

Recuperando “La salud” para conmemorar nuestra entrada número 600

Pues ya estamos de vuelta. Preparar la entrada número 600 nos ha paralizado un poco, que ya sabeis que utilizamos estos números redondos para recuperar nuestros ejemplares fancineros en papel. Y, casi un mes después de nuestro último post, recuperamos el ritmo y para ello empezamos hablando de nuestro “segundo elepé”, “La salud”.

Esta espectacular portada (obra de Santi Ximenez) encerraba el que creo que fue nuestro mejor número en papel. Cuidamos muchísimo el diseño interior, todas las páginas están maquetadas con enorme cuidado y todos los textos son fruto de nuestro mejor momento de redacción, con una brutal cantidad de entrevistas a verdaderos grupazos. Con la salud como tema central del número, éste es el que guardo con mejor recuerdo.

Un exhaustivo artículo sobre Housemartins de Luis Macho. Una completísima entrevista a La buena vida. Un breve de Paco sobre Yann Tiersen. Un especial 10 años de Elefant Records. Un repaso mío a la discografía de Mercury Rev. Las habituales disquisiciones filosóficas en tono grosero de Ínfimus. Una espectacular entrevista de Paco a Lagartija Nick. Una magnífica colaboración de Aitor Monje (de los vascos Sal) sobre Underworld. Una breve entrevista a uno de los hypes locales de ese momento, Mary’s green jungle, otra a otro grupo local, Snowblind, y otra a Brandell Mosca, previo de Eladio y los seres queridos. Un comic exclusivo para nosotros. Un breve sobre Placebo (lógico, tratándose de salud). Paco atreviéndose a entrevistar nada menos que a TransAm. Luis Macho recuperando a The house of love. La especialísima colaboración de David Saavedra (David Tingugi en aquel momento) entrevistando a Nosoträsh. Una pequeña entrevista por e-mail a Flow (¿qué será de ellos?). Y, para acabar, un suplemento especial, añadido al número, en el viejo sistema de fotocopias, escrito por Rosa, desentrañando la indesentrañable historia de nuestro grupo preferido de todos los tiempos: THE CURE (también, esta vez, el tema obligaba).

Vamos a elegir a TransAm como imagen sonora de este recordatorio del número 8 de El Jardín de Octopus, el segundo en formato grande y con portada a color. Porque ahora, visto con perspectiva, me parece imposible haber conseguido que un grupazo como TransAm nos hiciera caso. ¡Qué sabor ochentero tan guapo tiene el video!

Anteriores Entradas antiguas