Pavement – Embassy row

Seguimos haciendo de abuelo cebolleta en una semana en la que he recuperado por un rato el maravilloso “Brighten the corners” de Pavement. Un disco que quizá no tenga la fama del “Crooked rain crooked rain”, pero que está lleno de canciones espectaculares desde la primera a la última. Muchas de ellas llenas de una rabia sin contención, como esta “Embassy row”, que se desata tras un minuto de silenciosa introducción y que acaba explotando en un estribillo inolvidable: “In a netherworld of foreign feeds I’m gonna take the crown, I’m gonna take the crown”.

Anuncios

Pram – Mother of Pearl

Le he cogido el gusto a los recuerdos del abuelo cebolleta y ahí va otro. Recuerdo cómo al principio de los años 2000 alguien nos envió una cinta (¡una cinta!) con un disco de Pram grabado en una de las caras y con una selección de Broadcast grabada en la otra. Aunque finalmente seguimos mucho más la carrera de Broadcast (en mi top 5 favorito de todos los tiempos), la cara de Pram sonó no pocas veces en nuestros viajes.

El disco era “The museum of imaginary animals” (Domino, 2000), y en él los de Birmingham daban rienda suelta a toda su delicada colección de sonidos, juguetes, caricias, trinos y titilares. Este “Mother of pearl”, por ejemplo, una pequeña maravilla que no puede ser más hermosa.

He buscado la cinta y no la encuentro. Pero el disco acabó siendo comprado y ocupando su hueco en las estanterías. Creía tener también el “Somniloquy”, pero no está, no debía ser mío o lo debía tener grabado en CD.

Onion – Sick of you

En mi repaso por nuestra colección de discos me ha llegado el momento de pararme en los discos de Onion. Este grupo salmantino es un nombre obligado cuando se quiere repasar la historia de El Jardín de Octopus. Viajamos a Salamanca para la presentación de su primer disco, “Hawaii Quz”, nos acogieron con enorme cariño y la carrera del fanzine fue, desde ese momento, siempre enroscándose alrededor de la música de esta maravillosa banda. Participaron (nunca se lo agradeceremos lo bastante) en una pequeña gira gallega que organizamos desde el fanzine, con poco éxito pero buenos recuerdos. Fueron protagonistas de un viaje a Madrid para otra presentación, de un festival de Benicassim de alegres (y tristes) anécdotas, fueron el vehículo para conocer a grandes amigos como Tanis de Jabalina o Xavi Font, ex Loopside y ex Dar Ful Ful. En fin, su música siempre estuvo ahí, entre las flores del jardín.

La última vez que les vimos fue en Pontevedra, todavía como Onion. Hace mucho de eso; desde entonces Ainara se ha labrado una importante carrera en solitario y, como dicen en su ficha en la web de Jabalina (resulta curioso leerlo), han quedado documentados como “el grupo con el que empezó Ainara Legardon”.

Repaso sus discos siempre con un poco de miedo. Creo que voy a descubrir que en realidad no eran tan buenos, creo que me voy a preguntar si de verdad lo que guardo de ellos es un recuerdo distorsionado, que brilla más por lo lejano que está en el tiempo. Nada más lejos de la realidad. Si bien puede que se note un poco más el relleno, canciones como “Still again”, “Starts taunt me”, “Dancing”, o “Pouring out tears” no solo aguantan perfectamente el paso del tiempo, sino que siguen causándome ese nudo en la garganta como entonces.

Es una pena que no haya más material disponible del grupo, sobre todo en YouTube. “Sick of you” nunca fue de mis preferidas, pero lógicamente es lo más cerca que estuvieron del éxito. Sirva este pequeño artículo de agradecimiento. Ainara, Eli, Jorge, Fernando: gracias.

Eels – The deconstruction

Cuatro años han pasado desde el último disco de Mark Oliver Everett como Eels, aunque para nosotros parece muchísimo más tiempo porque en realidad no le prestamos demasiada atención a esos discos que surgieron después de aquel “Blinking lights and other revelations” de 2005 y su parada (también de cuatro años) subsiguiente. Pero esos cuatro años se convierten en nada ante esta maravillosa balada, deliciosamente instrumentada y con la que vuelve a conseguir emocionar y dejar rastro a flor de piel.

La canción, titulada “The deconstruction”, da título al nuevo disco, que saldrá publicado en Abril de este año.

Micah P. Hinson and the gospel of progress

En mi recorrido por nuestra discoteca esta semana le ha tocado el turno a Micah P. Hinson. Este maravilloso artista de Tennessee debutaba por aquel 2004  con este disco, de sugerente portada, lleno de lamentos desgarradores y protagonizados por una de las voces masculinas más bonitas que hemos oído nunca. Una colección de canciones cada una de las cuales iba subiendo un poco más el punto de emoción, y que todavía, 14 años después, consiguen rasgarnos la piel.

Tuvimos la suerte de verlo actuar, si no recuerdo mal, hasta 2 veces, aquí en Vigo. Una de ellas un día de verano de calor asfixiante y con una multitud agobiante, que provocó el desmayo de una chica a la que, pobre, tuvieron que sacar  inconsciente del local.

Acabo de enterarme de que sacó nuevo disco en 2017, “Micah P. Hinson and the holy strangers”, tras un silencio de 7 años.

Ahora quiero recordar aquí ese disco, y no me decido por qué canción utilizar. “Beneath the rose” tiene un toque personal para mí, pero “Don’t you” es posiblemente el punto más elevado del carrusel de emociones que supone el disco. Así que va, pongo las dos. La primera tiene un video precioso en el que parece representar la melancolía y la nostalgia con una plaga de caracoles que lo invade todo. De la segunda no hay video oficial, así que he elegido una actuación en directo en los conciertos de Radio 3.

 

Anteriores Entradas antiguas