Los nikis – Me confunden con un hipster

Una de las noticias del año, para cierta parte de la población al menos, es la vuelta al estudio de Los Nikis. De manera fugaz, sin pretensión de protagonizar un retorno definitivo, al menos así se presenta en la web de Sonido muchacho, el sello que edita estas cuatro canciones, los madrileños entregan cuatro canciones marca de la casa, que llenarán las pistas de moda con centenares de adolescentes borrachos y drogados.

Sería un error intentar decir algo de la música de Los Nikis a estas alturas. En estas canciones encontramos lo que esperamos: filosofía de banco del parque envuelta en un muro guitarrero y ramoniano. ¿Quién da más?

 

The Psychedelic Furs – Don’t Believe

(Foto.- Matthew Reeves, extraida de musicup.es)

Siempre es buena noticia (¿de verdad?) que un grupo con décadas de trayectoria musical publique un nuevo trabajo. Pero si lo que se publica es tan bueno como esto, la noticia mejora mucho. La banda de Richard y Tim Butler sigue sacando discos, con una formación ya fija desde 2009 y que cuenta con los hermanos Butler, Rich Good, Paul Garisto, Mars Williams y Amanda Kramer. Muy lejos en el tiempo de su debut en 1980, pero extrañamente cerca en propuesta y en sonido.

“Don’t believe” no desentona entre todos los clasícos himnos de estadio fabricados desde la oscuridad que encontramos hasta el “Mirror moves”. Los Furs son un grupo que, desde el silencio y la seriedad, han ido creando un repertorio de gran grupo. Veremos qué trae en su momento este “Made of rain”.

 

Squarepusher – Terminal Slam

(Foto.- @squarepusher)

La vuelta de unos de los ruidosos más rayantes de este siglo nos deja el segundo candidato al mejor video del año. De estos videos en los que invertir dinero acaba en un extraordinario resultado. Inspirado en el mundo de la realidad virtual, nos muestra un espeluznante paseo por Tokio de forma que todo lo que nos rodea parece cobrar vida propia. El efecto visual y la angustia provocada por el estridente tema logran lo que es sin duda su objetivo: hacer estallar nuestro cerebro.

La canción se extrae de su nuevo disco “Be up a hello”, y el director del video es Daito Manabe.

 

Public interest

No recuerdo cómo acabé llegando a este disco, editado en casete en París y en vinilo en Alemania. El grupo, Public interest, viene de Oakland y no he encontrado referencias anteriores. El disco es un petardazo de punk electrónico de gran calidad, facturado desde la rabia y la mugre, con algo de turbulencia emocional heredada de Joy division. Restos de los ejercicios contestatarios de otras épocas.

 

Llum – Extraordinaria

El gran proyecto del sello Discos de Paseo para este curso 2019-2020 es el nuevo disco de Llum. La banda valenciana, que ya ha dejado de ser Jesús Sáez para ser un cuarteto con todas las de la ley, va desgranando las canciones de lo que será su nuevo disco, “Los años líquidos”, un proyecto de envergadura lleno, sobre todo, de grandes canciones.

Ya empezó a presentar el disco con “Perdedores”, y en este 23 de enero nos entregan esta “Extraordinaria”, canción dedicada a la mujer, así, con todas las letras. El video en este caso tiene también un impacto especial, ya que está protagonizado por mujeres con historias llenas de vida y de superación. En unas épocas en las que hay que mantener el foco en la lucha de la mujer contra situaciones que deberían haber quedado en el pasado hace mucho tiempo, canciones como “Extraordinaria” son imprescindibles.

 

Anteriores Entradas antiguas