The 1975 – The sound

1975

Mientras reescucho esta canción para preparar esta entrada me entra miedo. ¿Podría ser “The sound” uno de mis últimos gustos inconfesables? Obviamente es una canción cuyo destino final es un público mainstream; la construcción de la canción no difiere mucho de la que puedan tener éxitos de grupos de millenials como One direction o yernos perfectos como Justin Timberlake. Pero luego, poco a poco, empiezan a entrar clichés ochenteros (la canción está repleta de ellos, como una reposición de la trilogía de Superdetective en Hollywood), empieza a funcionar el detector de chispazos melancólicos que empiezan a saltar tras un fraseado que oculta algo, tras unos teclados que suenan como plegarias, tras un estribillo que no acaba de ser banal. Y me digo que hay mucha gente inteligente que sabe cómo hacer una canción para que te atrape, y me dejo atrapar.

Portadas – Matt and Kim – Lightning remixes

matt-and-kim-lightning-remixes-album

Hoy es viernes y toca ver algo de piel. Y nos hemos encontrado con esta idea que nos encanta. Son Matt and Kim, y no parece que desnudarse suponga un problema para ninguno de los dos. En esa ocasión pixelaban sus zonas íntimas para el video, y en esta ocasión de la que hablamos recurren a los viejos trucos de Adán y Eva para taparlas al público. Sin embargo, las tetas de Kim quedaban al descubierto, fuera como fuere que no llegaban las plantas a tapar tal extremo.

Pues bien, para aquellos cuya visión de los pezones de Kim (o de Matt, oigan) les resulte molesta, el disco trae unas pequeñas pegatinas con el nombre del grupo y el título del disco para que los pongas donde quieras. Y sí, puedes ponerlos tapando a Kim, si quieres.

matt-and-kim-lightning-remixes-vinyl-lp-fadl923(1)

Las mejores canciones de 2015

No hemos empezado el 2016 con muy buen pie, a pesar de las buenas intenciones. El día a día nos come y nos sobrepasa, y lo que queremos hacer no tiene hueco mientras no pague facturas. Pero nos mantenemos en nuestro camino y seguimos adelante.

El paso necesario para poder continuar con nuestras publicaciones a un ritmo normal era publicar nuestras listas de los mejores de 2015. No hemos hecho los deberes escuchando todo lo que queríamos (y lo que se merecía ser escuchado), pero no ha sido un año desaprovechado del todo y nos ha permitido seleccionar una pequeña muestra de lo que recordaremos, dentro de unos años, de este 2015 que se nos va.

Como primer paso, plantearemos aquí 5 canciones que nos han acompañado en el año que acaba de terminar. NO hay un orden, no hay una lista, no hay números 1 ni números 5. No llegamos a tanto. Pero sí son 5 canciones que deseamos que queden reseñadas y marcadas para la posteridad.

 
TIME IMPALA – LET IT HAPPEN

Magnífico disco el de los australianos, y aún más magnífica canción este “Let it happen” que bajo un ritmo suavemente machacón arroja un lamento desde la pesadilla de una vida sin sentido.

 
TAYLOR SWIFT – OUT OF THE WOODS

Muchas discusiones me ha supuesto (y asumo toda la responsabilidad) el destacar las 3 ó 4 canciones de gran nivel que hay en el “1989” de Taylor Swift. Nunca sabremos qué parte de la composición es de Mrs. Swift y qué parte es de Max Martin (aunque nos lo imaginamos). Aún así, nunca he sido amigo de despreciar la parte del intérprete en canciones que, por lo que sea, me conquistan. Y, amigos, os aseguro que este es uno de los mejores estribillos del año, y solo por eso esta canción merece estar en esta lista.

 
YEARS & YEARS – KING

Lleva tantos meses con nosotros y la hemos escuchado tantas veces que no parece de 2015. Pero lo es, y es quizá la mayor conquista que desde el indie se ha hecho al territorio mainstream en este año pasado. Por mucha radiofórmula que haya, el aroma a techno pop ochentero de este superhit de los (MUY) británicos Years & years ha construído una canción histórica. Además el video es una maravilla.

 
MARTIN COURTNEY – AIRPORT BAR

Real estate siempre cumplen. Y este pop de guitarras lleno de primavera, de luz, de brillo y de abrigo siempre nos calienta el alma. Habrá otras cien canciones similares publicadas el año pasado, de grupos pequeños y oscuros publicando en sellos pequeños y lejanos, pero me atrevo a elegir ésta en representación de todas ellas. Gracias, Martin.

 
 
PURITY RING – BEGIN AGAIN

Mi hija acaba de proclamar a Purity ring como grandes triunfadores de 2015. Ya los había elegido como mejor disco y mejor portada, pero ha bastado con una reproducción en el coche para que la chiquilla se haya quedado prendida de la canción y la haya añadido a su cuenta de Soundcloud (y a sus tarareos por los pasillos). Y es que dentro de la maravilla que es “Another eternity”, el disco de confirmación de los canadienses, “Begin again” tiene un punto mágico que une, en una poción perfecta, la contundencia de los arreglos con la dulzura de la voz. Perfecta.

 
Y esas son las cinco canciones. Según iba escribiendo el artículo ya dejé un par de ellas atrás, y muchas otras se habrán quedado, pero me he prometido a mí mismo que iba a seleccionar solo cinco por categoría, así que así se queda.

Tormenta de verano

3243206_640px

Este verano tuvimos la oportunidad de ver una pequeña película, “Tormenta de verano”, de Marco Krautzpaintner. En ella se trataba el tema de la homosexualidad entre adolescentes de una manera enormemente cálida, cariñosa y respetuosa. A fin y al cabo, cuando tienes 15 años un primer amor es un primer amor, sea del sexo que sea.

La película cuenta además con una increíble banda sonora, que aporta siempre un punto más de emoción a las escenas costumbristas de ese campamento de verano en el que los protagonistas se ven envueltos. Además de varias canciones compuestas por Niki Reiser para la película, nos podemos encontrar con canciones de Nada surf, Radio 4, Hidden cameras, Go-betweens, Frankie goes to Hollywood, o los Pet shop boys versioneados por City girls. Una banda sonora que hace aún más disfrutable la película.

Fitness forever – Cosmos

Fitness-Forever

Empieza el nuevo video de Fitness forever y ya sabes que algo especial está por venir: aparece el pantallazo azul del VHS, con su cuenta atrás y sus letras años 80. Luego, la sorpresa va en aumento. Un escenario digno de los programas de archivo de RTVE se ve ocupado por el grupo, en sesentera disposición y animándonos con bailecitos (en todas las listas del año hay que tener un video de bailecitos). Luego una especie de King Africa italiano, con abrigo de piel, sale a cantar esa especie de letanía extraña… Como una especie de cruce entre Aplauso y Vacaciones en el mar, esta imaginaria sesión de Top of the hits continúa haciéndonos alucinar hasta el pasmoso final en brillos dorados. Diversión, buen humor, música disco y un punto de nostalgia. ¿Alguien puede pedir más?

Anteriores Entradas antiguas