Canciones 2019

Aquí va la tercera entrega de las listas de lo mejor del 2019. Penúltima parada: las canciones. Mi intención era rebajar la lista a 12, luego pensé dejarla en 15, pero al final no soy capaz y voy a mantener las 25 de la lista original.

La lista es sin orden.

 

El palacio de Linares – El estilo (Pretty Olivia)

Estribillo inolvidable y palabras cercanas, marca de la casa.

El estilo en el Octopus.

 

Selvática – Quién es la sombra (Discos de Kirlian)

El trallazo del año. Rabia y emoción incontenidas.

Quién es la sombra en el Octopus.

 

Piroshka – What’s next? (Bella Union)

Escuchar de nuevo la voz de Miki Berenyi ha sido uno de los momentos del año.

What’s next? en el Octopus.

 

Sharon van Etten – Seventeen (Jagjaguwar)

Un año después todavía me hace llorar.

Seventeen en el Octopus.

 

Bob Mould – Lost faith (Merge)

Nadie que haya sido fan del rock indie de los noventa puede dejar de alucinar con esta canción.

Lost faith en el Octopus.

 

Plastic mermaids – Floating in a vacuum (Sunday best)

La psicodelia hecha emoción.

Floating in a vacuum en el Octopus.

 

Los bonsais – La travesía (Elefant)

Calidez y sencillez en una canción que evoca bonitos recuerdos.

La travesía en YouTube

 

Attic lights – Never by myself (Elefant)

El estribillo más divertido del año. No te la podrás quitar de la cabeza.

Never by myself en el Octopus.

 

Patience – The church (Wynona)

Tecnopop emocionante y evocador.

The church en el Octopus.

 

White lies – Time to give (PIAS)

Canción de estadio para grandes momentos.

Time to give en el Octopus.

 

Cherry Glazer – Wasted nun (Secretly canadian)

Gamberrismo y noventerismo a partes iguales. Para botar en un antro sudoroso.

Wasted nun en el Octopus.

 

The gotobeds – Twin cities (Sub pop)

Punkpop lleno de amateurismo y juventud.

Twin cities en el Octopus.

 

Charlie Bliss – Hard to believe (Barsuk)

Lo más parecido a los mejores Lush que he escuchado nunca.

Hard to believe en el Octopus.

 

Jeanines – Either way (Slumberland)

Twee pop pizpireto compitiendo en nuestro corazón con When Nalda became punk.

Either way en el Octopus.

 

Penelope isles – Leipzig (Bella Union)

De Pavement al twee pop.

Leipzig en el Octopus.

 

Hand habits – Can’t calm down (Saddle creek)

Canción de extremada belleza, cantada con ternura y melancolía.

Can’t calm down en el Octopus.

 

Linda Guilala – Estado natural (Sonic cathedral)

Están en el mejor momento de su carrera (desde hace años) y todo lo que publican es puro oro.

Estado natural en el Octopus.

 

The stroppies – Nothing at all (Thought love)

Otro trallazo impresionante. Aquí hay punk noventero, sello K, clase australiana… una combinación explosiva para generar una de las mejores canciones del 2019.

Nothing at all en el Octopus.

 

Daisies – Anyone’s style (K records)

Quizá una de las canciones más inclasificables de la lista. Space pop pero no demasiado, aromas a Broadcast y Sugarcubes y un resultado maravilloso.

Anyone’s style en el Octopus.

 

El lado oscuro de la broca – El frente de Gandesa (El genio equivocado)

Un disco con una alucinante historia detrás, y una canción que recupera momentos angustiosos de nuestra historia reciente.

El frente de Gandesa en el Octopus.

 

Zebra hunt – Coral scenery (Tenorio Cotobade)

Melodías, coros, estribillos, y guitarrazos a medio camino entre el control y la estridencia.

Coral scenery en YouTube

 

Edwyn Collins – In the morning (Edwyn Collins)

Elegancia y sobriedad en uno de los himnos del año.

In the morning en el Octopus.

 

The flaming lips – All for the life in the city (Bella Union)

Una de las canciones más hermosas de la discografía de la banda. El inicio de la canción es tan bonito que duele. El estribillo, tan cálido que alivia.

All for the life in the city en el Octopus.

 

Weyes blood – Mirror forever (Sub pop)

Reminiscencias tanto a Portishead como a PJ Harvey, cantado con infinita melancolía y provocando emociones en la piel.

Mirror forever en el Octopus.

 

Star trip – Ahora (Pretty Olivia)

Electricidad y melodía en una de las canciones más explosivas de este magnífico disco. Dinosaur Jr. se encuentra con Teenage Fanclub para ofrecernos lo que podría ser un himno de esta década.

Ahora en Bandcamp.

 

Imperial teen – Walkaway (Merge)

Sabe a noventas por todas las esquinas.

Walkaway en el Octopus.

 

The proctors – Letter to the girl (Shelflife)

El pop de coros y guitarritas que tanto nos gusta.

Letter to the girl en el Octopus.

 

Aquí os entregamos la lista completa para que la disfrutéis en Spotify.

The proctors – Letters to the girl

No recuerdo quién me envió la referencia de esta canción, la última publicada de este grupo británico cuyo único disco largo se publicó en el maravilloso Shelflife en 2013. La canción (adornada con una maravillosa portada, tan sencilla como preciosa) es una cancionaca de pop de guitarras, coros y melodías que podría convertirse en un clásico de todos los tiempos: un emocionante estribillo, esas dos voces, masculina y femenina, bien engarzadas, esas guitarras brillantes y luminosas… Una de las canciones de 2019.

 

Blanco palamera – Aire (Baiuca Remix)

Ya hablamos de Baiuca en este 2019, y en esta ocasión vuelve a salir a la luz debido a este single que acaba de publicar Blanco palamera, señalando este “Aire”, extraido de su disco “Promesas”, de Febrero de este año, y su reinterpretación a cargo de Baiuca. Una reinterpretación llena de elegancia y de softpop electrónico, que nos ha encantado.

 

Imperial teen – Walkaway

Los californianos Imperial teen ya estuvieron en nuestra lista de favoritos en 2012 con su anterior disco, “Feel the sound”. Siete años después, siguen con Merge y nos presentan “Now we are timeless”, con esta preciosa canción titulada “Walkaway” y que sabe a noventas por todas las esquinas (sus raíces se hunden en Faith no more y eso se hace notar).

 

Weyes blood – Mirror forever

Hace unos días reseñábamos el “Titanic rising” de Weyes blood como uno de los discos más maravillosos del año. Sin embargo, en nuestra opinión la canción más memorable del disco no es ninguno de los singles editados oficialmente (“Andromeda” y “Movies”), sino este “Mirror forever” con reminiscencias tanto a Portishead como a PJ Harvey, cantado con infinita melancolía y provocando emociones en la piel.

 

Anteriores Entradas antiguas