Las mejores canciones de 2013

Pues aquí están, nuestras canciones favoritas de 2013, con algún extra obligado:

sebadoh1.- Sebadoh – I will.
No hay reglas, no hay tabúes. La canción de entrada al mejor disco de 2013, un subidón vertiginoso por las miles de veces que hemos escuchado a este maravilloso grupo, “I will”, es nuestra canción de 2013. Una canción que te pide cerrar los ojos y subir el volumen. Una canción que te pide amar a alguien. Una canción que te recuerda por qué llevas 40 años escuchando música.

daftpunk2.- Daft punk – Get lucky.
Pues sí, yo también la he puesto. Pues sí, hay sobreexposición. Pues sí, me da igual. Podría escucharla cada 10 minutos y seguiría siendo enorme. Han pasado meses y meses y aún me pone las pilas. Es demoledora. Y decidme, de todas las canciones que habéis escuchado este año, ¿hay alguna que tenga tanto olor a clásico como esta? No. No la hay.

sivu3.- Sivu – Over & over.
A veces la música te da estas cosas: un grupo o un cantante que no conoces, al que parece imposible seguirle la pista, que te llega a través de un pequeño mensaje en algún sitio, como un papel en una botella; una canción perfecta, que transmite a la vez todas las emociones del mundo, que brilla con todos los colores del apocalipsis.

hospitality4.- Hospitality – I miss your bones.
La verdad es que solo necesité un momento para decidir que “I miss your bones” de Hospitality iba a ser la mejor canción del mes de Noviembre. Como una canción por la que matarían los mismísimos Pixies, “I miss your bones” recupera lo mejor de los 90 pero con la frescura de los grupos actuales. El estribillo es de los que dan ganas de salir a beber cerveza y pegar saltos en algún antro de perdición.

hiddencameras5.- The hidden cameras – Year of the spawn.
The hidden cameras vuelven con una cancionaca como esta “Year of the spawn”, y la felicidad es completa. El triunfo de esta canción está en su melodía, en la elegancia y el punto de cabreo que Joel Gibb pone al cantar “Year of the spawn”, en la épica imprimida a la canción y en el punto nostálgico que aporta su envoltura de gran grupo británico (a pesar de ser canadienses).

whitelies6.- White lies – Getting even.
Bajo ese casco de astronauta realizado en trazo grueso se esconde “Big TV”, lo que será el tercer disco de los londinenses White lies. Y esta es la invitación desesperada de El Jardín de Octopus a los amantes de las capas negras y de los cardados de los 80: en esta “Getting even” lo tenemos todo: Duran duran, Depeche mode, Pet shop boys, Alphaville, Ultravox… ojo, el disco promete.

amordedias7.- Amor de días – Jean’s Weaving.
No vamos a descubrir a estas alturas la enorme delicadeza de la pareja formada por Alasdair MacLean (The Clientele) y Lupe Nunez-Fernandez (Pipas). Pero no podemos dejar de destacarla, con el corazón lleno de la placidez de este paseo que estos dos grandes artistas se dan, en esta ocasión, por los campos dorados. Y ese sencillo coro de Lupe, como un trino, como un grano de trigo, como un instante de amor.

brindador8.- El brindador – End of summer.
La magnífica portada que veis arriba es la de lo que será su segundo largo, “The big great circle”, que saldrá en Grabaciones en el Mar en pocas semanas. Su presentación oficial, “End of summer”, es una bailable canción que consigue un poco lo que muestra la portada: lanzarnos al vacío y disfrutar de ello, seguros de que al final vamos a caer en blando.

clyde9.- Clyde – La distancia que nos une.
A veces hacer música parece muy sencillo. Hay acordes básicos, cuya capacidad de atracción ya conocemos. Hay caminos que nos llevan a melodías que parece que siempre han estado ahí. Hay coros que parecen tan pegados a nuestra cabeza como nuestros cabellos. A veces hacer música, y acertar, es muy sencillo. Y eso es lo que hacen Clyde: acertar.

warpaint10.- Warpaint – Love is to die.
Ahí está el sabor de The Cure, de Cocteau twins, de MBV, de Mazzy star; ahí están las voces vaporosas, las melodías llenas de melancolía, las guitarras luminosas, los ritmos vibrantes… ahí están las formas borrosas y difuminadas del dream pop, el fondo gótico de los ojos marcados en negro y la dulzura fría de los pies descalzos. Ahí están los ingredientes para una canción maravillosa como “Love is to die”.

club811.- Club 8 – Stop taking my time.
El anuncio de lo nuevo de Karolina Komstedt y Johan Angergård para el sello escandinavo nos ha alegrado el mes, y la potencia electroochentera de “Stop taking my time” la convierte en el rompepistas que cualquiera podría desear empezar a pinchar cuando llegue la primavera. ¿Para cuando un doble cartel con Souvenir?

inspiralcarpets12.- Inspiral carpets – Fix your smile.
Tercero, porque el video es MUUUUUY divertido, y como ya teníamos mejor video de Abril no podíamos meterlo en esa sección, y merecía la pena que lo tuviéramos en el Octopus en algún sitio. Y cuarto, porque el mensaje de la canción y del video es de lo más necesario ahora mismo: ríete de tí mismo y haz el payaso, que total la vida no te la va a arreglar nadie.

Anuncios

Canción de Diciembre – The hidden cameras – Year of the spawn

Fue una grata sorpresa conocer el retorno de The hidden cameras, casi desaparecidos desde 2006. A pesar del aquel horrible concierto del Primavera Sound en 2004 (que por cierto, vuelven al festival este 2014), su “The smell of our own” es uno de los discos favoritos de mi discoteca. Y si, además, vuelven con una cancionaca como esta “Year of the spawn”, la felicidad es completa.

El triunfo de esta canción está en su melodía, en la elegancia y el punto de cabreo que Joel Gibb pone al cantar “Year of the spawn”, en la épica imprimida a la canción y en el punto nostálgico que aporta su envoltura de gran grupo británico (a pesar de ser canadienses). Aquí acompañamos a esta gran canción con su video oficial, estrenado el pasado Enero.

Canción de Noviembre – Hospitality – I miss your bones

artworks-000061560072-u5idsh-t200x200La verdad es que solo necesité un momento para decidir que “I miss your bones” de Hospitality iba a ser la mejor canción del mes de Noviembre, a pesar de ser una de las primeras publicadas en el mes. Pero luego fueron pasando los días, y el tiempo me dio la razón: ninguna de las siguientes treinta y pico canciones escuchadas en ese mes estaba a su altura.

Como una canción por la que matarían los mismísimos Pixies, “I miss your bones” recupera lo mejor de los 90 pero con la frescura de los grupos actuales. El estribillo es de los que dan ganas de salir a beber cerveza y pegar saltos en algún antro de perdición. La canción sirve de presentación a su próximo disco, “Trouble”, que saldrá el próximo Enero.

Canción de Octubre – Warpaint – Love is to die

warpaint-10-8-300x200Una de las mejores noticias del año es la vuelta de Warpaint, uno de nuestros nuevos grupos preferidos, y más porque viene acompañada de un nuevo y magnífico disco, que hemos ido conociendo poco a poco a lo largo de este último trimestre de 2013. Un disco en el que encontramos un montón de elementos clásicos y conocidos, ¡y por eso nos encanta!

Ahí está el sabor de The Cure, de Cocteau twins, de MBV, de Mazzy star; ahí están las voces vaporosas, las melodías llenas de melancolía, las guitarras luminosas, los ritmos vibrantes… ahí están las formas borrosas y difuminadas del dream pop, el fondo gótico de los ojos marcados en negro y la dulzura fría de los pies descalzos. Ahí están los ingredientes para una canción maravillosa como “Love is to die”. Disfrutadla.

Maryland – Los años muertos

Maryland

Muchos nos habéis leído aquí criticar a Maryland, a causa de un excesivo mimetismo con sus mentores, Sexy Sadie. Es hora ya de rectificar, que es de sabios, porque (esta vez sí) Maryland han dado en el clavo y han salido de debajo de la mesa camilla con un disco que los coloca en una posición privilegiada en cuanto a grupos nacionales de 2013 se refiere.

No debíamos ir muy desencaminados cuando el propio Jaime Soriano de Sexy Sadie dedica varias líneas de la nota de promo del disco a explicar que él ya no los produce y que el quinteto vigués ha abandonado definitivamente el nido mallorquín. Pero tampoco vamos desencaminados cuando decimos que en “Los años muertos” vemos mucho más a referencias de otra índole como Nada surf o los propios Dinosaur Jr. Curioso, castellanizan las letras y americanizan las referencias. Están locos estos gallegos.

Guitarras potentes, estribillos sencillos y certeros y canciones que (en su justa medida) se pegan al cerebro con melodías que ya querrían ser capaces de sacar los Posies del 2013. Desde el pildorazo para empezar de “Los años muertos”, hasta la ENOOOOOORME “La caleta del sol” encontramos varios puntos para disfrutar: “Hoja de ruta”, dinosauriana y sebadiana a partes iguales, “Tiempos de azar” y su estribillo perfecto, “Pozo de almas” y su melena mascisiana… Trece acertadas canciones sobre las que construir un nuevo futuro. En Maryland, en Seattle, en Vigo o en cualquier otra parte.

Anteriores Entradas antiguas