Pinkshinyultrablast – The cherry pit

PSUB-4a

Lo más maravilloso del shogaze es que, a pesar de llevar 30 años sonando igual, siempre es capaz de generar canciones que suenen más frescas que un polo de Coca-cola. Y buceando entre todos los grupos que lo cultivan, con mayor o menor éxito y con mayor o menor acierto, podemos encontrarnos con una sorpresa capaz de iluminar una mañana cualquiera en una sesión cualquiera en YouTube.

El último ejemplo que me he encontrado son Pinkshinyultrablast, que desde el lejano (y fresco, también) San Petersburgo han sido capaces de publicar un disco de debut en Shelflife, y de darle continuación solo un año después con este “Grandfeathered”, del que sale “The cherry pit”, la canción que ha iluminado esta mañana.

Anuncios

Las mejores canciones de 2015

No hemos empezado el 2016 con muy buen pie, a pesar de las buenas intenciones. El día a día nos come y nos sobrepasa, y lo que queremos hacer no tiene hueco mientras no pague facturas. Pero nos mantenemos en nuestro camino y seguimos adelante.

El paso necesario para poder continuar con nuestras publicaciones a un ritmo normal era publicar nuestras listas de los mejores de 2015. No hemos hecho los deberes escuchando todo lo que queríamos (y lo que se merecía ser escuchado), pero no ha sido un año desaprovechado del todo y nos ha permitido seleccionar una pequeña muestra de lo que recordaremos, dentro de unos años, de este 2015 que se nos va.

Como primer paso, plantearemos aquí 5 canciones que nos han acompañado en el año que acaba de terminar. NO hay un orden, no hay una lista, no hay números 1 ni números 5. No llegamos a tanto. Pero sí son 5 canciones que deseamos que queden reseñadas y marcadas para la posteridad.

 
TIME IMPALA – LET IT HAPPEN

Magnífico disco el de los australianos, y aún más magnífica canción este “Let it happen” que bajo un ritmo suavemente machacón arroja un lamento desde la pesadilla de una vida sin sentido.

 
TAYLOR SWIFT – OUT OF THE WOODS

Muchas discusiones me ha supuesto (y asumo toda la responsabilidad) el destacar las 3 ó 4 canciones de gran nivel que hay en el “1989” de Taylor Swift. Nunca sabremos qué parte de la composición es de Mrs. Swift y qué parte es de Max Martin (aunque nos lo imaginamos). Aún así, nunca he sido amigo de despreciar la parte del intérprete en canciones que, por lo que sea, me conquistan. Y, amigos, os aseguro que este es uno de los mejores estribillos del año, y solo por eso esta canción merece estar en esta lista.

 
YEARS & YEARS – KING

Lleva tantos meses con nosotros y la hemos escuchado tantas veces que no parece de 2015. Pero lo es, y es quizá la mayor conquista que desde el indie se ha hecho al territorio mainstream en este año pasado. Por mucha radiofórmula que haya, el aroma a techno pop ochentero de este superhit de los (MUY) británicos Years & years ha construído una canción histórica. Además el video es una maravilla.

 
MARTIN COURTNEY – AIRPORT BAR

Real estate siempre cumplen. Y este pop de guitarras lleno de primavera, de luz, de brillo y de abrigo siempre nos calienta el alma. Habrá otras cien canciones similares publicadas el año pasado, de grupos pequeños y oscuros publicando en sellos pequeños y lejanos, pero me atrevo a elegir ésta en representación de todas ellas. Gracias, Martin.

 
 
PURITY RING – BEGIN AGAIN

Mi hija acaba de proclamar a Purity ring como grandes triunfadores de 2015. Ya los había elegido como mejor disco y mejor portada, pero ha bastado con una reproducción en el coche para que la chiquilla se haya quedado prendida de la canción y la haya añadido a su cuenta de Soundcloud (y a sus tarareos por los pasillos). Y es que dentro de la maravilla que es “Another eternity”, el disco de confirmación de los canadienses, “Begin again” tiene un punto mágico que une, en una poción perfecta, la contundencia de los arreglos con la dulzura de la voz. Perfecta.

 
Y esas son las cinco canciones. Según iba escribiendo el artículo ya dejé un par de ellas atrás, y muchas otras se habrán quedado, pero me he prometido a mí mismo que iba a seleccionar solo cinco por categoría, así que así se queda.

Boogarins – Erre

clipe-erre--285732_260x260A veces llega uno a conocer cosas que nunca habría sospechado que existían. Menos mal, porque si no todo esto de la música sería bastante aburrido. Pero eso, a veces le llegan a uno cosas como esta, de un dúo brasileño del que uno no sabe nada y que acaba resultando un ejercicio de psycho-rock espectacular, envuelto en un video impactante. En este caso, mezclando imágenes de animación y grabaciones distorsionadas, efectos ambos que refuerzan el impacto desconcertante que esta “Erre” causa sobre el espectador y/o oyente. Un flipe, oiga.

Vicente Prats – Desaparezco

a3688970021_10Ya hablamos hace unos meses de Vicente Prats, uno de nuestros discos favoritos del año y una de las sorpresas que el pop nos da de vez en cuando a base de canciones llenas de magia. Una de esas canciones es “Desaparezco”, punto culminante del disco. Cuando empieza, los acordes de guitarra te ponen la piel de gallina y los recuerdos de más de 30 años escuchando buena música se agolpan en el hipotálamo. Luego, cuando empieza la historia, encontramos en ella palabras que hablan de nosotros, de cómo éramos hace 30 años y de aquello en lo que nos hemos convertido. Y, finalmente, durante el estribillo, todos queremos desaparecer y detener el tiempo para no sentirnos solos otra vez. Eso es el pop, amigos.

Real estate – Beneath the dunes

realestateNo ha sido el single utilizado por el grupo para promocionar su “Atlas”, el disco que les ha movido durante todo este 2014, pero ha sido la canción que más me atrapó desde aquellos días primaverales del año que termina. Es “Beneath the dunes”, una canción llena de clasicismo y que me lleva, a través de sus arpegios de guitarra, a maravillosos recuerdos como a aquellos America que tanto escuchaba cuando era joven.

Real Estate es una de las mejores bandas de la actualidad, y a la vez seguramente de las más ninguneadas de la historia. Pero siempre nos dan grandes discos, y en medio de ellos grandes canciones. Esta es una de ellas.

Anteriores Entradas antiguas