Baiuca + Nita – Caravel

Bonito ejercicio de fusión el realizado aquí por uno de los artistas más inquietos de estos últimos meses, Baiuca, y por Cristina Manjón (Nita), cantante de Fuel Fandango, en el que combinan dos tierras tan distantes en muchas cosas como Galicia y Andalucía en una maravillosa píldora de colaboración.

Galicia pone la producción musical a través de Baiuca, y la letra a través de Rosalía de Castro. Andalucía pone la voz y los giros flamencos en la melodía. La suma se convierte en un cálido ejemplo de electrónica suave y de cómo combinar elementos de siglos distintos en algo de todas las épocas y de todos los lugares.

Yo tuve una dulce madre,
concediéramela el cielo,
más tierna que la ternura,
más ángel que mi ángel bueno.

En su regazo amoroso,
soñaba… ¡sueño quimérico!
dejar esta ingrata vida
al blando son de sus rezos.

Mas la dulce madre mía,
sintió el corazón enfermo,
que de ternura y dolores,
¡ay!, derritióse en su pecho.

Pronto las tristes campanas
dieron al viento sus ecos;
murióse la madre mía;
sentí rasgarse mi seno.

La virgen de las Mercedes,
estaba junto a mi lecho…
Tengo otra madre en lo alto…
¡por eso yo no me he muerto!

 

O fillo pausado

Si hay algún artista gallego que se pueda comparar (remotamente) a Will Oldham ese es O fillo pausado. Aquel proyecto musical fue protagonizado por Magú Castromil, un tipo encantador, amable y entrañable, y un músico único en el tiempo y en el espacio. Su propia persona transmitía tanta paz como sus discos, varios en varios años, acompañados de algunas maquetas y otros artefactos: “Eidos”, “Ele” y “Sono”, publicados en distintos sellos vigueses y ninguno de ellos con la repercusión merecida.

Me habría encantado añadir, como en cualquiera de nuestras entradas, un pedazo de música de nuestro amigo Magú. Pero no he sido capaz de encontrarla. Quizá tengamos aquí una tarea importante que hacer.

 

Malandrómeda – VHS do futuro

(Foto.- culturgal.com)

Matapadre es uno de los sellos favoritos del fancine en los últimos años, no solo por su condición de sello gallego sino por la gran cantidad de talento que guarda en su catálogo, talento que ha sabido incluso abrirse camino más allá del Padornelo y la Camba. Bala, Unicornibot, Disco las palmeras!, Colectivo oruga, o nuestros protagonistas de hoy, Malandrómeda, son los mejores ejemplos de cómo se ve la música desde Matapadre: con una enorme apertura de miras y sin ningún complejo.

Malandrómeda es David Vieites, alias Hevi, con el acompañamiento musical de Caldeirada, cocido desde Santiago de Compostela. En 2016 su doble disco “Os corenta e oito nomes do inimigo / Cada can que lamba o seu carallo” fue elegido mejor disco nacional en Rockdelux. Música urbana en gallego con una imaginativa banda sonora.

 

Dois – Fenómeno

No hace mucho hablábamos de una de las apariciones más refrescantes en el pop gallego de los últimos años. La breve historia de este trío afincado en Vigo acaba de tener continuidad a través de un nuevo disco, un EP largo o album corto titulado “Fenómeno” y editado de nuevo por Discos de Kirlian.

Las canciones de este “Fenómeno” continúan el espíritu del grupo: sonido lo-fi, extrañas letras, melodías fantasmales, voces dobladas y un aroma a viejo shoegaze que nos lleva a acordarnos de grupos como Patrullero Mancuso o Puzzle.

 

Mingote – The Other Side

Es un habitual dentro del panorama musical de nuestro país la aparición de outsiders, tipos fuera de toda corriente y de toda lógica que dedican su esfuerzo a un proyecto personal que parece escaparse de los cauces indicados y del camino marcado. Se me ocurren, por ejemplo, en Galicia, O fillo pausado o el propio Emilio José (el de Quins, el otro no).

Recomendado por un asturiano de pro, he acabado cayendo en otra de estas almas descarriadas. Se trata de Germán Álvarez y su proyecto Mingote. Un proyecto que, lejos de lo que indica el nombre, lleva desde 2016 produciendo canciones dentro de los parámetros del country, el folk y la música americana desde el punto de vista más tradicional. Finalmente el año pasado publicaba su primer largo, “No more changes pls”, un precioso disco de folk de los 2000 perfectamente compuesto e interpretado.

Este “The other side” es la canción que lo inicia.

Anteriores Entradas antiguas