Placebo – Protege-moi

Hace unas semanas, navegando por sitios indiscretos, me encontré con esta historia que no conocía. Al parecer, Placebo grabó un video para una versión en francés de su canción “Protect me from what I want”, del disco de 2003 “Sleeping with ghosts”. La versión en francés se editó como single solo en Francia en 2004, pero el video no llegó a hacerse oficial, y pronto veréis por qué.

El video fue dirigido por Gaspar Noé, director de cine argentino conocido por el polémico realismo que cobra el sexo en sus películas, sexo que se presenta siempre de forma cruda y explícita y que incluso se comenta que en algunas ocasiones es real dentro de los rodajes. Películas como “Irreversible” o “Love” han causado grandes revuelos allí donde se han estrenado, y aún hoy sigue siendo difícil verlas en cualquier formato.

La famosa portada de Sky Ferreira que vemos arriba también es obra del señor Noé. Con estos antecedentes, es fácil entender por qué el video de “Protege-moi” no llegó nunca a hacerse público de forma oficial: nos muestra una pequeña orgía que recuerda bastante al paseo de Tom Cruise por aquella mansión de la perversión en “Eyes wide shut”; Stanley Kubrik es una de las más importantes referencias de Gaspar Noé, y en este caso parece confesarlo a las claras.

Anuncios

Pavement – Embassy row

Seguimos haciendo de abuelo cebolleta en una semana en la que he recuperado por un rato el maravilloso “Brighten the corners” de Pavement. Un disco que quizá no tenga la fama del “Crooked rain crooked rain”, pero que está lleno de canciones espectaculares desde la primera a la última. Muchas de ellas llenas de una rabia sin contención, como esta “Embassy row”, que se desata tras un minuto de silenciosa introducción y que acaba explotando en un estribillo inolvidable: “In a netherworld of foreign feeds I’m gonna take the crown, I’m gonna take the crown”.

Matinée nos hace un regalo por el Mundial de Rusia

No puede haber nada más bonito que este pequeño recopilatorio organizado por Matinée Recordings. Un pequeño disco editado en CD y en digital en el que cinco grupos de distintos países participantes en el campeonato del mundo nos regalan pequeñas maravillas, “en representación” de su país.

El disco, titulado “The official Matinée World Cup EP”, cuenta con la participación de Last leaves por Australia, Red Sleeping beauty por Suecia, The Royal Landscape Society por España, The popguns por Inglaterra, y Pale Sunday por Brasil. Cinco joyas del softpop, marca de la casa del sello. ¡Precioso! ¡Viva el Mundial!

 

Pram – Mother of Pearl

Le he cogido el gusto a los recuerdos del abuelo cebolleta y ahí va otro. Recuerdo cómo al principio de los años 2000 alguien nos envió una cinta (¡una cinta!) con un disco de Pram grabado en una de las caras y con una selección de Broadcast grabada en la otra. Aunque finalmente seguimos mucho más la carrera de Broadcast (en mi top 5 favorito de todos los tiempos), la cara de Pram sonó no pocas veces en nuestros viajes.

El disco era “The museum of imaginary animals” (Domino, 2000), y en él los de Birmingham daban rienda suelta a toda su delicada colección de sonidos, juguetes, caricias, trinos y titilares. Este “Mother of pearl”, por ejemplo, una pequeña maravilla que no puede ser más hermosa.

He buscado la cinta y no la encuentro. Pero el disco acabó siendo comprado y ocupando su hueco en las estanterías. Creía tener también el “Somniloquy”, pero no está, no debía ser mío o lo debía tener grabado en CD.

Car Seat Headrest – Bodys

Elegir esta canción como una de las mejores de lo que llevamos de 2018 tiene trampa. Tiene trampa porque en realidad la canción es de 2011. Car seat headrest, el proyecto en solitario de Will Toledo (ojo, NO confundir con “nuestro” Willie Toledo nacional, por favor), se autoeditó “Twin fantasy” en 2011, alcanzando un enorme éxito en el numerosísimo público indie dentro de los USA. Lo que pasa es que Matador ha decidido reeditar el disco, debido a que el propio autor nunca lo había llegado a dar por terminado y a que actualmente ha regrabado, recompuesto y reinterpretado todas las canciones para hacerlo llegar al punto al que él lo había imaginado desde un principio.

Todas las canciones de la reedición son una animalada: punk rock indie norteamericano lleno de emoción y perfetco para saltar y poguear en conciertos y clubs musicales. Pero esta “Bodys” nos parece especialmente perfecta, con ese despegue continuo e inmisericorde que parece resumir un largo camino desde 1995 hasta aquí.

Anteriores Entradas antiguas