Fanny + Alexander

No se puede decir que Fanny + Alexander sean una rara avis dentro del pop gallego, pero quizá las anécdotas del gallego o de los sampleados costumbristas no dejen ver que estamos ante una propuesta de indietrónica, pop electrónico o clicks’n’cuts con melodía al uso de otros compañeros de viaje. Eso sí, pocos lo hicieron con la misma belleza y con la misma calidad.

La historia comenzaba en 2006 con “Lusco e fusco”. Lo bueno del caso es que podeis descargaros todos sus discos (publicados bajo licencias Creative Commons) y discutir con nosotros este artículo según lo vais leyendo. Si bien el disco empieza con lo que podríamos llamar clicks’n’pandeiros ou pandeirada dixital, con una “Lene” atrapándonos con ritmos de percusión rural y alalás, lo cierto es que el disco gira en torno a 3 grandes puntos: el “Compito” de Sr. Chinarro, el “Todo sigue intacto” de Apeirón y cualquiera de los discos de Apenino en solitario. Un disco más melancólico y lluvioso que los posteriores, fabricado a través de sampleados, voces calladas y dulces melodías.

Su segundo disco, “Finais dos 70s, comezos dos 80s”, sigue añadiendo anécdotas a la causa: “Danzarei para tí… se botas outra moeda” o “Postpunkdeirada” aportan los clicks cortados de la música tradicional, pandeiros y gaitas en este caso. Pero seguimos hablando de pop electrónico con mayúsculas, con The postal service o Carlos Berlanga como punto de mira. El disco es más luminoso y más pop, más orgánico y menos basado en el sampleado, y utiliza como textos poemas de distintos autores gallegos. Aquí se esconde una de las mejores versiones de la historia: “Pánico”, versión en gallego del “Panic” de los Smiths que repasa la geografía gallega en una letra simplemente genial.

El último paso de Fanny + Alexander por ahora es este “Alfaias”, donde bajo las premisas habituales (gallego para los textos, de nuevo adaptados de diversos poemas, e indietrónica para el concepto) encontramos un disco de pop puro, sin más artificios. Arreglos y melodías pop que nos llevan de nuevo a The postal service o a Carlos Berlanga pero también (si vamos más abajo y quitamos la poca electrónica que queda) a The cure o Smiths. Aparece quizás un nuevo compañero de viaje, compatriotas y caminantes en una dirección similar: Nadadora. Arreglos de viento e instrumentos analógicos que arropan el trabajo en la melodía causante de maravillas como “Setecentos”, que abre el disco.

En resumen, una joya de pop dosmilero que nos había pasado desapercibido hasta ahora, pero que ya no volverá a salir de nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: