Linea 900 – Música para niños

467x267-turntable-ts

 

Para inaugurar nuestra sección #linea900 contamos con una petición muy especial de nuestro amigo @jsalazarduran: música para niños.

La verdad es que, para un aficionado a la música, es todo un reto afrontar la educación musical de un hijo. ¿Qué tipo de música le gustará? ¿Qué música le puedo poner? ¿Debo forzarle a escuchar lo que a mi me gusta o debo dejarle que siga su criterio aunque a mí no me guste? Lo que he aprendido a lo largo de estos años que llevo de padre es que lo realmente importante es crear, alrededor de los hijos, un ambiente musical, en el que la música tenga importancia y sea parte de su vida tanto como lo es de la nuestra; de esa manera, su educación musical ira siempre creciendo y estará preparado para elegir su música favorita con su mejor criterio. Es decir: como siempre, lo mas adecuado es prepararlos para que puedan elegir por si mismos.

Hay cuatro cosas que convierten al hecho de elegir una música para que escuchen tus hijos en un proceso maravilloso:

  • su mente esta completamente limpia y libre de prejuicios: para tu hijo no existe el indie ni el mainstream, no existe la música “buena” ni la “mala”, no existe la pachanga ni lo alternativo, no existe lo que “se puede escuchar” y lo que no. Tu hijo afronta la escucha de cada canción nueva y de cada grupo nuevo como una aventura totalmente nueva, y le gustará o no según sus propias sensaciones, y no a través de un filtro de prejuicios y pensamientos preestablecidos.
  • la música es diversión: esta sentencia es tan simple que a nosotros, los mayores, se nos ha olvidado. Lo que busca tu peque en la música es divertirse, bailar, cantar, tararear, reír, ser gamberro. Lo que busca tu peque en la música es entretenerse.
  • no existen reglas: es imposible estar seguros de acertar, lo que a nosotros nos parece lógico que les guste puede dejarles indiferentes, y lo que pensamos que no les va a gustar puede acabar siendo su música favorita. Por supuesto que en muchas ocasiones coincidiremos, pero no penséis que va a ser fácil porque no lo es: siempre te sorprenden.
  • los niños tienen un gusto exquisito: si crees que porque tenga 6 o 7 años no va a ser capaz de reconocer una buena canción, vas listo. Los niños no son tontos ni insensibles, y tienen absoluta capacidad para elegir, entre toda la basura que le pones, aquellas que son de verdad maravillosas obras de arte. Ah, y además te lo hacen saber.

Sabido todo esto, voy a listar aquí algunos ejemplos de grupos que les gustan a mis hijos, recordando de nuevo lo mas importante: NO HAY REGLAS, así que estos grupos que os pongo aquí lo mas probable es que a tus hijos no les gusten. O si.

  • Parade: quizá sea una elección obvia, debido a que sus letras están en castellano y hablan de robots, viajes espaciales y niños zombie. Mis hijos llevan escuchando a Parade desde muy muy pequeños, y sus canciones triunfaron desde el primer momento.
  • Rusos blancos: una tarde estaba escuchando el disco en el coche y nada mas empezar la primera canción el peque ya estaba tarareando el estribillo (no debía tener ni tres anos); a partir de entonces, el idilio continuó, aunque he de decir que sus últimos discos les dejan bastante indiferentes (¿recordáis lo que os decía del gusto exquisito?).
  • Dinosaur Jr: los gritosos, que les llaman; esa parte gamberra de los peques sale a la luz cuando les pones grupos con volumen, guitarrazos y pose rock.
  • Depeche mode: tenemos un disco con buena parte de la discografía en MP3 y nunca sale del coche, cada poco tiempo volvemos a él.
  • Juana Molina: mi hija mayor dice que la pone para dormir desde hace tiempo.
  • The beatles: mi padre me transmitió el amor por The beatles y es mi obligación como padre transmitírselo a mis hijos, y doy fe de que lo he conseguido.
  • Blur: el “Parklife” es uno de los discos que mejores momentos nos ha dado.

Luego te van pidiendo de vez en cuando que les pongas cosas sueltas que les gustan: The rapture, Lightning seeds, Josh Rouse, Belle & Sebastian, The wellgreen, un disco de la RDL del ano pasado con Joanna Newsom, FFS, Alabama shakes, Purity ring, Grimes, etc., Duncan dhu… Lógicamente también tienen sus propios favoritos dentro de la música hecha para ellos: One direction, Taylor Swift, The vamps, Furious monkey house… ¿Os acordáis de lo que decía de la mente limpia? Así me devuelven parte de lo que yo les doy y, abriendo mi propia mente, descubro cosas que por mi mismo nunca habría escuchado.

En fin, iniciar a un niño en el mundo de la música es una labor apasionante, en la que yo también he aprendido mucho. Y que creo que voy consiguiendo: como dije en Twitter este verano, cuando vuelves de un concierto con tus hijos en el coche y vais todos cantando a voz en grito canciones de Blur, es que lo estás haciendo bien.

¿Os animáis a poner en los comentarios qué grupos les gustan a vuestros hijos?

 

Anuncios

Bastille – Good grief

bastille

Como previo a nuestra entrada número 900 publicamos entrada sobre este interesante video, cuyos protagonistas son un grupo que obviamente son un producto comercial sin mucho que decir, pero que en este caso han acertado con el visual elegido para promocionar su último single.

El video es tímidamente NSFW, pero no es eso solamente lo que nos ha llamado la atención. Sinceramente, la galería de imágenes que se produce es una obra maestra del surrealismo visual del siglo XXI. Y es que ninguna de ellas tiene, aparentemente, pies ni cabeza: el marcado compulsivo de un número de teléfono, el tipo corriendo, la chica que gana el premio en el concurso, las patinadoras, los atracadores, el móvil sonando, el peluche ardiendo… todas las imágenes conforman un alocado carrusel que acaba por cruzarse y mezclarse sin misericordia: las patinadoras atracan, el oso de peluche corre, la chica del concurso va en el coche, la batería se desnuda…

Por cierto, que el video está realizado por una compañía española, NYSU.

Portadas – Sia – This is acting

Dentro de la colección de portadas chulas que están inundando las estanterías este 2016, hoy queremos recordar esta de la ultrafamosísima Sia, la de los gorgoritos de “Chandelier”, los bailecitos de todos sus videos y los escándalos gratuitos de alguno de ellos.

A pesar de su simpleza, la portada del “This is acting”, su disco de 2016, editado en las primeras semanas del año, reune tanta belleza como extrañeza. El rostro de la cantante está extrañamente deformado, pero de manera que casi parezca una figura de comic o de dibujos animados: pareciera que estuviera persiguiendo a Pixie y Dixie y éstos le hubieran estampado cada uno una sartén por cada lado de la cara. Las manos, saliendo de ningún sitio desde la oscuridad, profundizan en lo bizarro de la escena. Un acierto.

sia-this-is-acting-1446509885

The chemical brothers ft. Beck – Wide open

chemical_brothers_wide_open_4

Si nos quedamos solamente en la maravillosa parte técnica de este video posiblemente sea una señal de que nuestra cabeza no funciona correctamente. Sí, efectivamente, el efecto visual de cómo se convierte poco a poco la piel de la bailarina en una red plástica totalmente transparente es impresionante desde el punto de vista técnico: cualquier aficionado a la animación y a los efectos visuales pasará los cinco minutos (y muchos más) preguntándose cómo demonios han hecho eso. Supongo, sin ser un experto, que a base de pasta y horas de trabajo, cosa que no mucha gente puede permitirse.

Pero lo cierto es que el efecto funciona, y la belleza visual del video es estremecedora. Tanto que al final no puedes menos que olvidarte de que es un truco y empatizar con la pérdida que la mujer sufre en esta pieza. Lo vemos y a todos se nos cae la piel a jirones, nos volvemos transparentes y se nos salen las frustraciones por los poros.

Leon Benavente – Tipo D

leon-benavente

La escena ya está construida. Los que más cosas tienen que contar sacan mejores discos. Algunos se los sacan ellos solos, otros lo sacan en sellos pequeños, otros en sellos grandes. El público los escucha, los adora y los sigue. Y poco a poco todo crece, consolida sus raíces y echa flores frescas y vivas año tras año.

Las flores de León Benavente son muchas y variadas. En esta “Tipo D” parecen enfadados con el mundo, nos enseñan lo que quieren ser y buscan su lugar en la rueda. Todo ello en un envoltorio sonoro que llenará momentos de gloria en multitud de garitos de Madrid, Barcelona, Cuenca o Gijón. Todo con muy poca luz y efectos estroboscópicos, mientras cerramos los ojos y nos dejamos llevar por el ritual. “Quiero convencerte de que lo que está pasando es normal”. Pues sí, señores, es un hit.

Anteriores Entradas antiguas