Bastille – Good grief

bastille

Como previo a nuestra entrada número 900 publicamos entrada sobre este interesante video, cuyos protagonistas son un grupo que obviamente son un producto comercial sin mucho que decir, pero que en este caso han acertado con el visual elegido para promocionar su último single.

El video es tímidamente NSFW, pero no es eso solamente lo que nos ha llamado la atención. Sinceramente, la galería de imágenes que se produce es una obra maestra del surrealismo visual del siglo XXI. Y es que ninguna de ellas tiene, aparentemente, pies ni cabeza: el marcado compulsivo de un número de teléfono, el tipo corriendo, la chica que gana el premio en el concurso, las patinadoras, los atracadores, el móvil sonando, el peluche ardiendo… todas las imágenes conforman un alocado carrusel que acaba por cruzarse y mezclarse sin misericordia: las patinadoras atracan, el oso de peluche corre, la chica del concurso va en el coche, la batería se desnuda…

Por cierto, que el video está realizado por una compañía española, NYSU.

Portadas – Sia – This is acting

Dentro de la colección de portadas chulas que están inundando las estanterías este 2016, hoy queremos recordar esta de la ultrafamosísima Sia, la de los gorgoritos de “Chandelier”, los bailecitos de todos sus videos y los escándalos gratuitos de alguno de ellos.

A pesar de su simpleza, la portada del “This is acting”, su disco de 2016, editado en las primeras semanas del año, reune tanta belleza como extrañeza. El rostro de la cantante está extrañamente deformado, pero de manera que casi parezca una figura de comic o de dibujos animados: pareciera que estuviera persiguiendo a Pixie y Dixie y éstos le hubieran estampado cada uno una sartén por cada lado de la cara. Las manos, saliendo de ningún sitio desde la oscuridad, profundizan en lo bizarro de la escena. Un acierto.

sia-this-is-acting-1446509885

The chemical brothers ft. Beck – Wide open

chemical_brothers_wide_open_4

Si nos quedamos solamente en la maravillosa parte técnica de este video posiblemente sea una señal de que nuestra cabeza no funciona correctamente. Sí, efectivamente, el efecto visual de cómo se convierte poco a poco la piel de la bailarina en una red plástica totalmente transparente es impresionante desde el punto de vista técnico: cualquier aficionado a la animación y a los efectos visuales pasará los cinco minutos (y muchos más) preguntándose cómo demonios han hecho eso. Supongo, sin ser un experto, que a base de pasta y horas de trabajo, cosa que no mucha gente puede permitirse.

Pero lo cierto es que el efecto funciona, y la belleza visual del video es estremecedora. Tanto que al final no puedes menos que olvidarte de que es un truco y empatizar con la pérdida que la mujer sufre en esta pieza. Lo vemos y a todos se nos cae la piel a jirones, nos volvemos transparentes y se nos salen las frustraciones por los poros.

Leon Benavente – Tipo D

leon-benavente

La escena ya está construida. Los que más cosas tienen que contar sacan mejores discos. Algunos se los sacan ellos solos, otros lo sacan en sellos pequeños, otros en sellos grandes. El público los escucha, los adora y los sigue. Y poco a poco todo crece, consolida sus raíces y echa flores frescas y vivas año tras año.

Las flores de León Benavente son muchas y variadas. En esta “Tipo D” parecen enfadados con el mundo, nos enseñan lo que quieren ser y buscan su lugar en la rueda. Todo ello en un envoltorio sonoro que llenará momentos de gloria en multitud de garitos de Madrid, Barcelona, Cuenca o Gijón. Todo con muy poca luz y efectos estroboscópicos, mientras cerramos los ojos y nos dejamos llevar por el ritual. “Quiero convencerte de que lo que está pasando es normal”. Pues sí, señores, es un hit.

Eagulls – Lemontrees

eagulls_siteimg-3

Con la misma fuerza que tenían las primeras canciones de U2, en aquella trilogía fantástica y llena de rabia que era “War”, “Boy” y “October”, nos llega este “Lemontrees” que en su momento adelantaba el que sería el segundo disco de Eagulls para el sello Partisan: “Ullages”. Un pildorazo de energía con oscuro sonido, lluvioso y frío como imaginamos a su Leeds natal, con raíces en los mismas bandas y pulsos de los 80 que aquellos jovencísimos irlandeses que acabarían convirtiéndose en los reyes del negocio. “Lemontrees” emociona y duele, y si su intención es hacer que nos interesemos por el disco completo, lo han conseguido.

Anteriores Entradas antiguas